26/8/2009

Renacimiento

Al igual que la humanidad vivió su época de revitalización cultural en la etapa del Renacimiento, podemos decir que estamos experimentando algo similar en el mundo Perl.
Durante unos cuantos años, hemos podido observar una lenta pero progresiva pérdida de importancia o notoriedad de nuestro viejo y querido lenguaje. Quizás vivimos un mundo en el cual nos hemos acostumbrado a versiones frecuentes en las herramientas que usamos, y en el momento que no se producen nos surgen dudas sobre su viabilidad, y en seguida se oyen los cantos de sirena "... is dead".

Si bien es cierto que no hemos experimentado un crecimiento significativo en estos años, podemos afirmar que el lenguaje se ha ido dotando de una serie de elementos que lo mantienen muy vivo y en buena forma para afrontar los problemas presentes y futuros. Algunos de estos elementos que comento son los siguientes:
  • CPAN, el pozo de la sabiduría donde uno puede encontrar un módulo para prácticamente cualquier cosa que se le ocurra. Algunos argumentan con razón, que se trata de la killer-app de Perl, en el sentido de que la mayor parte del esfuerzo de la gente se ha centrado en enriquecer CPAN. De hecho, todas aquellas características que se añaden en el core del intérprete, han sido previamente probadas a través de algún módulo publicado en el CPAN.
  • Moose, por fin una forma de programar orientado a objetos que ha sido muy bien diseñada e implementada
  • Padre, un IDE para Perl. Esto sí que es algo que sabrán apreciar todos los programadores acostumbrados a las facilidades que nos da un entorno de este tipo. Aunque está en sus etapas iniciales, ya se puede utilizar y comprobar su potencial
  • Devel::Declare, una forma de modificar el comportamiento de Perl en tiempo de compilación sin necesidad de utilizar filtros de código fuente (que por cierto es otra técnica muy potente, si quieres profundizar, mira el módulo Filter::Simple). Permite tomar el control del parser, con lo cual es posible crear nuevas sintaxis... imagina el potencial de esto
  • Perl 6. Bueno, esto será motivo de una serie de artículos... En cualquier caso, hay que estar preparados para la nueva versión de Perl anunciada para Abril del 2010. En realidad no es un sustituto de Perl 5, ya que éste seguirá su progresión (acaba de salir la versión 5.10.1). Se trata de un nuevo concepto, un nuevo diseño y una nueva implementación que se basa en una máquina virtual Parrot especializada en la ejecución de lenguajes dinámicos. Cuando salga la versión 1.0 de Rakudo (así es como se ha denominado la implementación de referencia de Perl6) habrán transcurrido 10 años desde su concepción original.

A mí particularmente hay una razón de tipo sentimental que me refuerza en el pensamiento que da título al artículo. Creo que toda la gente que trabaja con Perl siente algo especial por este lenguaje, algo que no he percibido en los entornos de otros lenguajes (y conozco unos cuantos). Por eso estoy seguro que Perl está vivo, incluso más vivo que nunca. Dentro de 20 años no sé como se programará o cuales serán las técnicas al uso, pero se que se podrá hacer fácilmente en Perl.

Hay muchas otras razones que sirven para reforzar el mensaje del renacimiento de Perl. Si quieres profundizar en ellas, te recomiendo la lectura de este artículo (escrito por chromatic, un referente de Perl).

¿Cuáles son las tuyas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada